Para su cobertura Copa América 2011, CMD dispuso la presencia, además de productores y técnicos, de seis comentaristas, entre ellos los exseleccionados Julio César Uribe, Ramón Quiroga y Flavio Maestri. Desde sus primeras apariciones en entrenamientos y estadios, los panelistas fueron rápidamente identificados y eran muchos los aficionados que se acercaban por un autógrafo o fotografía. Los hinchas chilenos casi no dejaban caminar a Maestri, mientras que los uruguayos, de otra generación, recordaban a Quiroga y, sobre todo, a Uribe: el baile peruano del Centenario por las Eliminatorias de 1981.

La segunda fecha del grupo, estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, se programó jornada doble. Uruguay y Chile de inicio y Perú con México de estelar. Julio César Uribe aguardaba a la entrada de la cabina de transmisión su momento para analizar la previa, cuando de pronto irrumpió un aficionado uruguayo junto a un amigo. «Noooo, no puede ser, el mejor 10 del fútbol peruano», exclamó. Uribe infló el pecho y sonrió. «Vos eras un crack, lo que jugabas, mamita querida, sacá la cámara, tomáme una foto con él, no me creerán mis amistades futboleras en Montevideo», solicitó el caballero a su acompañante y posó para el recuerdo al lado del buen Julio César, quien no cabía de contento.

Uribe tenía que salir al aire para CMD y pidió retirarse amablemente. El hincha uruguayo seguía eufórico, lo abrazó y no dejó de destacar su excepcional juego. Antes de despedirse, le agradeció la foto y le dijo que se iba orgulloso. «No sabe la alegría que tengo, lo que significa para mí un recuerdo con usted, el gran… Teófilo Cubillas». Se escuchó el silencio. Julio cambió de cara. Su pecho ya no estaba hinchado y si podía borraba la foto. Pronto entendió que apenas fue una confusión. Cosas del fútbol.

nuevacronica

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *